El COVID-19 ha llegado para cambiar nuestras vidas. Si bien ha estado presente en las noticias desde finales del año pasado, con su llegada a México también llegó una oleada de comentarios de preocupaciones, de información, desinformación, miedos, angustias, negaciones, etc. además de nuevas costumbres, dejamos de saludarnos de mano, nos ponernos alcohol en gel, y dijimos adiós a las reuniones. entre otras cosas.

Algo en lo que todos podemos estar de acuerdo es que tras la implantación de las medidas de mitigación para disminuir el número de contagios, dichos cambios se acenturaron generandonos múltiples reacciones emocionales ante las pérdidas que estas medidas trajeron consigo.

LAS PÉRDIDAS

VIRUS 2

La más notoria es la pérdida de la vida cotidiana, de esas rutinas de las que a veces nos quejamos, pero que le dan sentido y orden a nuestras vidas, de pronto ya no tuvimos que pararnos temprano y estar listos para el trabajo o la escuela, podíamos dormir más en las mañanas o incluso dormir menos en las noches. Esto, a pesar de no sonar tan mal, tiene una serie de implicaciones importantes para nuestra vida.

Como ya mencioné, son estas rutinas las que le dan sentido a la vida y aunque por un tiempo puede ser disfrutable con el tiempo nos acercan a un particular sentimiento de fastidio que puede volverse una fuente angustia.

La otra pérdida importante, tal vez la más importante, es la falta de certeza. Muchas de las actividades no escenciales se han detenido, ya no tenemos que ir a trabajar pero, si no trabajamos, entonces ¿de dónde vamos a obtener recursos para vivir?. Si tenemos ahorros tal vez esta preocupación sea menor pues esperamos que cuando regresemos a la normalidad retomaremos nuestras vidas como estaban antes. Sin embargo, existe la posibilidad que no retornemos pronto a la actividad, así mismo es posible que cuando regresemos no sea el mismo mundo que dejamos al quedarnos en nuestras casas. Tal parece que el COVID-19 llegó para transformar el mundo. Estamos ante un hecho histórico y lo único seguro es que después de este golpe habrá de quedar una marca.

¿QUÉ SE PUEDE HACER?

SALUD A

Primero, comprender que esta situación anómala nos alterarará de muchas maneras. El cambio de rutinas puede llegar a ser muy angustiante y la pérdida de certezas puede llegar a provocar pavor, sin embargo, como toda crisis, es importante tener en cuenta que aunque provocará muchas reacciones emocionales y físicas en nosotros también tiene una fecha límite, es decir se va a terminar.

Mientras tanto, podemos llevar a cabo cierto tipo de estrategias:

¿INFORMARNOS? ¿DE DÓNDE Y CUÁNTO?

susana

La mejor fuente es la oficial. (https://coronavirus.gob.mx/) esto debido a que es esperado que surjan rumores, explicaciones mágicas, información deformada por las veces que pasa de boca en boca un mensaje y otras por las diversas posturas políticas. Sin embargo son las autoridades las que están formulando un plan de acción basado en conocimiento científico y quienes se encargan de llevar a cabo las mediciones respectivas y, en su momento, quienes determinaran el levantamiento o incluso endurecimiento de las medidas de distancia social.

¿Cuánto? Lo menos posible. Diariamente por las noches, las autoridades brindan un reporte y en ocasiones cambios en las medidas. Puedes consultar dicha conferencia o un resumen en las redes sociales de la Secretaría de Salud.

En medida de lo posible evita otras fuentes adicionales, no satures tu mente de Coronavirus. Aprovecha para terminar el libro que tienes pendiente o disfruta en familia de un maratón de Game of Thrones (si, otra vez).

¿Qué hago con mis hijos?

COVID

Uno de los principales cambios es la cantidad de tiempo que pasamos con la familia, particularmente con los hijos (o los padres o incluso la pareja). El establecimiento de una nueva rutina ayudará mucho a darle un sentido nuevo al estar en casa. Los niños se aburren rápido, por lo cual es importante que se tengan horarios para cada cosa: Despertarse a la misma hora todos los días, bañarse, desayunar, quizás después apoyar en una labor doméstica, un par de horas para alguna labor de aprendizaje o tarea y así sucesivamente; Dicha rutina apoyará en que sepan qué hacer, en que momento y que no llegue el aburrimiento o que solo estén pegados a dispositivos electrónicos todo el día, además la rutina puede ser muy útil para nosotros, pues la certeza combate a la ansiedad. Ya sé que de 6 a 8 me toca ver tele y de 8 a 9 ceno y a las 10 me toca dormir.

¿Y si no me siento bien emocionalmente?

La cuarentena en si misma es estresante, es esperado sentir ansiedad, irritabilidad, enojo, miedo, inclusive sentir dolor de cabeza o síntomas físicos no necesariamente relacionados con la enfermedad por COVID. También en algunas personas se alteran los patrones de sueño y de alimentación, tienen dificultad para dormir o concentrarse o incluso se llega aumentar el consumo de alcohol o tabaco.

Apoyar en el cuidado de otros y cuidarse uno mismo además de satisfactorio es de gran ayuda para mantener un estado de tranquilidad y a tener una mejor respuesta ante el estrés.

ESTRATEGIAS DE CUIDADO PERSONAL

Dieta digital

SALUD B

Toma descansos de redes sociales. Por su naturaleza, estan saturadas de temas relacionadas con la pandemia. Evita saturarte y que se sature tu familia.

Organización de Rutinas y Hábitos

El saber que hacer y cuanto tiempo nos ayuda a que la vida cobre un nuevo sentido, que no se nos pase la mano de noticias, de videojuegos, Home Office o redes sociales. Es importante asignar la duración de cada actividad y tomar descansos entre estas.

¡No te aísles!

¡El distanciamiento social no es igual a distanciamiento emocional! Usa el teléfono para llamar o videollamar a tus amistades y demás familiares. Platica con tu familia, elaboren una lista de recuerdos que hayan vivido juntos, desempolven el viejo juego de mesa, cuéntense anécdotas chistosas o inventen una historia entre todos.

Cuida tu cuerpo y tu mente

Aliméntate lo mejor posible, procura comer más frutas y verduras que comida chatarra. Haz respiraciones profundas y ejercicios de estiramiento. ¡Hay muchísimos tutoriales en you tube y a los niños les encantan!

CEREBRITO 2

El Virus que cambió mi vida

Abrir chat
1
¡Hola! :)
¿En qué te podemos ayudar?